Menu
Cart 0

Are Some Romans Catholics Saved? (Spanish)

  • 4500

PrintMyTract.com logoNOTE: This item is custom-printed to order (click for more details).

This tract is from our print-on-demand library, and is not kept in stock. Select the options below, and we will custom-print a batch just for you. Because this item is custom-printed, you can add your custom imprint to the back page at no extra cost.

Click here for more information about PrintMyTract.com.

Printing Time
Tract Quantity
Add Your Custom Imprint (click for more details)

 


  • SKU:
  • Full Text: Read full text below
  • Format: Folded Tract
  • Paper: Gloss Text
  • Size: 3.5 inches x 5.5 inches
  • Pages: 6
  • Estimated shipping date: Monday, October 24 (Click for more details)

The full text of this tract is shown below in the version.

“¿Cree usted que algunos Católicos Romanos son salvos?” es una pregunta frequentemente presentada a nosotros. “Seguramente, algunos Católicos deben ser salvos. ¡Son tan sinceros!”

Por cierto, tienen que ser salvos si quieren llegar al cielo. ¿Pero lo son?

Aún Cristianos verdaderos tienen la tendencia de creer que los Católicos son salvos a causa de su sinceridad o sus buenas obras.

¿Pero que dice la Biblia?

“El que no naciere otra vez, NO PUEDE ver el reino de Dios” (Juan 3:3).

¿Los Católicos han nacido de nuevo por el Espíritu del Dios vivo? ¿Han tenido una experiencia personal con Cristo y lo han aceptado como el único Salvador, Señor, y Amo? La verdad a veces duele y quiza traerá dolor para algunos leyendo este tratado que tienen familia y amigos Católicos. Pero tenemos que decir la verdad como es.

Por cierto, hay muchos Católicos quienes, a pesar de sus creencias, estuvieron dispuestos a dejar esas creencias a un lado para poner su fe en el Salvador vivo. Sí, tales aceptan a Cristo como su Salvador personal, son renacidos, y dejan la vida vieja atrás. A tales llamamos “Católicos convertidos.”

Pero la pregunta aquí es: ¿Hay Católicos salvos? O sea, ¿hay personas salvas que se quedan en el Catolicismo Romano?

Igual como usted no puede mezclar el fuego y el agua, tampoco puede una persona ser salva y ser Católica devota. Esto estaría directamente en contra de las enseñanzas de Roma: uno que se atreve considerarse salvo (o sea, seguro de ir al cielo), siendo Católico devoto comete uno de los pecados más graves—el pecado de la presunción.

Pero, otra vez escuchamos el argumento de que muchos Católicos son “tan sinceros,” “tan amables,” etc., etc.

La sinceridad es buena. Y si solo ser sincera pudiera salvar a una persona, los monjes y las monjas serían los primeros en alcanzar el cielo. Pero el ser sincero no es suficiente. Dios dice: “El que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). Y otra vez dice, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros; pues es don de Dios; NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8,9). Ningún Católico es un creyente, nacido de nuevo en Cristo. Ellos saben acerca de Cristo, pero no lo conocen personalmente. Por eso, intentan alcanzarlo por sus obras.

Esencialmente, el Catolicismo Romano es una religión de obras y no de gracia como las Escrituras enseñan. Méritos se ganan, o aún se compran con dinero, pero la seguridad y el gozo de la salvación están siempre ausentes no importa la satisfacción que procede de adorar sinceramente, vivir limpiamente, or hacer buenas obras.

Aunque la cruz y la muerte de Cristo se enfatizan, las verdades bíblicas de la Redención no se enseñan. Las verdades están tan mezcladas con María, la penitencia, el purgatorio, los ritos, la misa, y la adoración de los ídolos y los santos que la fe que produce la salvación está completamente escondida.

De verdad, muchos Católicos, a pesar de todo, han aceptado a Cristo en sus corazones y sus vidas—¿pero, ahora que son salvos, pueden ellos continuar siendo Católicos?

Al seguir siendo Católico, tendrían que asistir a la Misa. La Misa es “el sacrificio del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, verdaderamente presente en el altar bajo las formas de pan y vino.” ¿Y cómo pueden ellos repetir el Calvario cuando la Biblia dice: “...porque esto lo hizo UNA SOLA VEZ...” (Hebreos 7:27); “...entró UNA SOLA VEZ...” (Hebreos 9:12); “Así también Cristo fue ofrecido UNA SOLA VEZ...” (Hebreos 9:28); “...la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha UNA SOLA VEZ...” (Hebreos 10:10); “Porque con UNA SOLA OFRENDA...” (Hebreos 10:14)?

Tendrían que continuar confesando a un sacerdote cuando la Biblia dice: “¿Quién puede perdonar pecados, sino solo Dios?” (Marcos 2:7); “...y sin derramamiento de sangre no hay remisión” (Hebreos 9:22); “...y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1).

Tendrían que continuar orando a María y a los santos cuando la Biblia definitivamente declara: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre;” (1 Timoteo 2:5).

Para quedarse en el Catolicismo, ellos tendrían que creer que después de la muerte hay un lugar llamado “el purgatorio.” ¿Cómo puede esta creencia ser consistente con la verdad de ser salvo? La Biblia dice: “...y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

Algunos nos dicen que han conocido algunos Católicos buenos, quienes hablaron de Jesús y parecían confiar en Él. ¿Pero si confían solamente en Jesús para la salvación (y no hay otro camino), entonces para que sirven la misa, la confesión, el rosario, las estatuas, los crucifijos, etc.? O uno sabe que es salvo o no lo sabe. No somos salvos gradualmente. Los Católicos realmente hablan de la hostia como su “Cristo” (vea Mateo 24:23).

Les rogamos que oren por los Católicos Romanos y que les testifiquen más que nunca. Están perdidos y necesitan un Salvador vivo, no un Salvador muerto en la cruz.

Las personas que insisten que hay Católicos salvos no conocen la Bible o no saben acerca del Catolicismo.

Back to top of page


Related Products