Menu
Cart 0

Which Drop Was For Me, Lord? (Spanish)

  • $ 3300

PrintMyTract.com logoNOTE: This item is custom-printed to order (click for more details).

Printing Time
Tract Quantity
Add Your Custom Imprint—FREE! (click for more details)

 


  • Estimated shipping date: Wednesday, November 11 (Click for more details)
  • SKU:
  • Format: Folded Tract
  • Paper: Gloss Text
  • Size: 3.5 inches x 5.5 inches
  • Pages: 4
  • Version: RVR
  • Returns: Because this item is custom-printed to order, it cannot be returned.

Show all item details


The full text of this tract is shown below in the RVR version. (Do you want to print this tract in a different version than the one listed? Contact us and let us know what you're looking for—we may be able to create the alternate version for you at no charge.)

Aquí estoy pensando en el precio que pagaste por mis pecados. La profecía se cumplió por Tu obediencia al Padre.

En días antiguos, los judíos cautivos sacrificaron corderos y colocaron la sangre en los postes de sus puertas. Esto los protegió del ángel destructor mientras éste pasaba. Y así es hoy, cuando recuerdo la sangre que derramaste por mis pecados. He aceptado la cubierta de Tu sangre por fe y he recibido protección del ángel destructor. Exodo 12:21-28

¿Cuál gota fue para mí, Señor?

La tierra en el Monte de los Olivos estaba mojada con la sangre que sudaste en agonía mientras pensabas en la muerte que pronto enfrentarías. Sudor como gotas de sangre cayó. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Lucas 22:44

Como cautivo ante Pilato, Te golpearon con una vara en la cara como insulto a Tu realeza. La sangre fluía de las heridas en Tu rostro mientras los guardias Te golpeaban. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Lucas 22:64

Dos guardias romanos se turnaron para azotar Tu espalda hasta que el músculo y la piel se destrozaron e hincharon. La sangre fluía a través de las heridas abiertas mientras permanecías en silencio ante su castigo. ¿Cuál gota fue para mí, Señor?

Ningún Rey está completo sin una corona. Te proporcionaron una. La tejieron de un arbusto espinoso local y la plantaron en Tu cabeza con golpes de una varilla. El poder de las penetraciones hizo que torrentes de sangre fluyeran por Tu cuero cabelludo, por la cara y hacia Tu barba. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Juan 19:2-3

La túnica que Te pusieron en la espalda fue otro insulto a Tu realeza. Al cubrir las lesiones de los golpes, absorbió la sangre y se pegó a Tu piel mientras que las heridas le daban la bienvenida a esta cubierta protectora. Pero cuando fue arrancada, Tu carne se pegó a ésta y se le hizo más daño a las ya dolorosas heridas. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Marcos 15:15-20; Mateo 27:28-31

La viga transversal horizontal de 80 libras fue colocada sobre Tus hombros y se Te ordenó llevarla en el camino al Calvario. Doblado por el peso de la viga, Te caíste y Tus rodillas se encontraron con el pavimento de piedra con un golpe sordo. Sangrando de las rodillas y los codos Te causó más trauma. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Mateo 27:32

Finalmente en la cima de la colina, Tú fuiste colocado en el travesaño y firmemente clavado a éste a través de Tus muñecas. Tú sufriste en silencio el dolor de los invasivos clavos mientras destrozaban Tu sistema nervioso. Una vez elevado al soporte de cruz vertical, Te dejaron caer en su lugar y Tus tobillos asegurados con más clavos. Una vez más, Tu sistema nervioso sintió el dolor insoportable de más daño a los nervios. Y la sangre fluía de las heridas. ¿Cuál gota fue para mí, Señor?

Tres horas de colgar allí finalmente Te hicieron asfixiarte hasta morir. Y sólo para asegurarse de que estabas muerto, el guardia empujó una lanza a través de Tu costado y en Tu corazón. ¿Cuál gota fue para mí, Señor? Mateo 27:45; Juan 19:34

El rastro de sangre desde el Monte de los Olivos hasta el Calvario fue derramado en obediencia a la voluntad del Padre. Sólo el Cordero de Dios perfecto e impecable podría ser el sacrificio perfecto para los pecados del mundo. Doy gracias al Padre que estoy cubierto con la sangre de Jesús y el ángel destructor pasará de mi en el juicio final. Gracias Jesús.

¿Cuál gota fue para mí, Señor?

“Como Moisés levantó la serpiente en el desierto (Números 21:4-9), así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” Juan 3:14-17

por Thad Watkins

Back to top of page


We Also Recommend