Menu
Cart 0

3 Things God Cannot Do (Spanish, RVR-1960, Special Order)

  • $ 3300

PrintMyTract.com logoNOTE: This item is custom-printed to order (click for more details).

NEED IT FASTER AND CHEAPER? A different version of this item is kept in stock and is available for immediate shipment at a lower price.

Printing Time
Tract Quantity
Add Your Custom Imprint—FREE! (click for more details)

 


  • Estimated shipping date: Monday, May 13 (Click for more details)
  • SKU:
  • Discounts: Discount coupons do not apply to this item
  • Format: Folded Tract
  • Size: 3.5 inches x 5.5 inches
  • Pages: 4
  • Version: RVR-1960
  • Returns: Because this item is custom-printed to order, it cannot be returned.

Show all item details


The full text of this tract is shown below in the RVR-1960 version. (Do you want to print this tract in a different version than the one listed? Contact us and let us know what you're looking for—we may be able to create the alternate version for you at no charge.)

¿De veras hay cosas que Dios no puede hacer? ¿No puede Dios hacerlo todo? Leamos la Palabra de Dios para averiguar lo que Él mismo nos dice.

1. Dios No Puede Mentir

–Pues sí– dices –está claro que Dios no puede mentir.– Esta puede parecer algo obvio o incluso de trampa, pero aún así es absolutamente cierta. La misma Palabra de Dios lo expresa así: “Dios, que no miente” (Tito 1:2). Dios es el único que puede afirmar esto.

2. Dios No Puede Cambiar

–Por supuesto que no– dices –Dios no puede cambiar.– Esta también es una verdad casi obvia. Dios la afirma en Su Palabra, en Malaquías 3:6, “Porque yo Jehová no cambio”. Esta es otra característica que pertenece tan sólo a Él.

3. Dios No Puede Permitir Entrar a los Pecadores al Cielo

–Bueno– dices –esto no lo tengo tan claro. No sé si lo creo o no.– Pero ¿cómo sabemos que esto es absolutamente cierto? Porque es Dios mismo que nos lo asegura, y recuerda, Él no puede mentir, como tampoco puede cambiar. Entonces, si Dios lo ha dicho, es verdad, y será así para siempre. Jesucristo dijo en Juan 3:3 y 5, “De cierto, de cierto [sin duda] te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios... De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”.

Con razón uno podría dudar de la veracidad de lo que los hombres afirman. Pero lo que encontramos en la Palabra de Dios (la Biblia) es absolutamente verdad, y verdad para siempre (Salmo 119:89).

Ahora bien, si Dios no permitirá a los pecadores entrar en el cielo, es una noticia muy mala para todos nosotros porque Él también declara que “todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Puede ser difícil de aceptar esto, pero hay que afrontarlo. Quizás antes creías que no eras mala persona, pero ahora por lo que Dios ha dicho, sabes que eres pecador. La Biblia dice en 1 Juan 1:10, “Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él [a Dios] mentiroso”. Pero ¿acaba aquí la historia? ¿No existe ninguna manera de llegar al cielo? Vamos a examinar más de las palabras de verdad que Dios nos ha dado.

En Juan 14:6 Jesucristo dice, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Él explica que no hay varios caminos para llegar al cielo. Hay uno solo, y ese camino es Jesucristo mismo, porque tan sólo Él murió por nuestros pecados: “siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). De nuevo, sabemos que esto es así porque Dios lo ha dicho, y Él no miente ni cambia. “En ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12). La salvación es sólo por Jesucristo.

En una escena en la Biblia un hombre preguntó: “¿Qué debo hacer para ser salvo?” La respuesta fue: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:30-31). Si preguntas –Pero ¿no hay que hacer nada más?– Dios responde, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). Dios ha hecho la salvación tan clara y sencilla.

Simplemente cree lo que Dios dice. Su Palabra es eternamente verdad (Salmo 119:160). Ahora sabes que eres un pecador condenado; sabes que no hay salvación por medio de buenas obras; sabes que debes confiar en el Señor Jesucristo para ser salvo.

“Arrepentíos, y creed en el evangelio” (Marcos 1:15). “Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9).

Si te has arrepentido y creído en Jesucristo como tu Señor y Salvador, entonces puedes saber que tienes vida eterna. Dios dice en 1 Juan 5:13, “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna”. Puede que en el pasado esperabas tal vez ir al cielo. ¡Pero ahora puedes saberlo!

Back to top of page


We Also Recommend