Menu
Cart 0

One Way (Spanish, RVR-1960)

  • $ 3300

PrintMyTract.com logoNOTE: This item is custom-printed to order (click for more details).

Printing Time
Tract Quantity
Add Your Custom Imprint—FREE! (click for more details)

 


  • Estimated shipping date: Monday, August 16 (Click for more details)
  • SKU:
  • Format: Folded Tract
  • Paper: Gloss Text
  • Size: 3.5 inches x 5.5 inches
  • Pages: 4
  • Version: RVR
  • Returns: Because this item is custom-printed to order, it cannot be returned.

Show all item details


The full text of this tract is shown below in the RVR version. (Do you want to print this tract in a different version than the one listed? Contact us and let us know what you're looking for—we may be able to create the alternate version for you at no charge.)

La palabra de Dios, la Biblia, te dice que Dios sabe todo sobre ti. Él sabe dónde vives, cuál es tu nombre, e incluso conoce los pensamientos y los secretos de tu corazón (Hebreos 4:12-13). “Jehová mira el corazón” (1 Samuel 16:7).

Sí, Dios sabe todo sobre ti. Él conoce las cosas buenas y malas en tu vida. Todas las cosas malas son pecado. La desobediencia es pecado. Nadie tiene que decirnos cómo ser malos, simplemente somos malos. La palabra de Dios dice: “Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Verás, tú eres un pecador y Dios dice que “la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). Esta muerte significa estar separado de Dios y sufrir en el infierno por los siglos de los siglos.

¿Hay algo que tú puedas hacer, por tu propia cuenta, para deshacerte de tu pecado? Dios dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). Sólo hay un camino hacia la salvación, sólo hay una forma de que tus pecados sean perdonados.

La Biblia nos dice cuál es ese camino: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

¿Qué significa eso? “Porque de tal manera amó Dios al mundo”. “El mundo” te incluye a ti. Pon tu nombre en el espacio en blanco. “Porque de tal manera amó Dios a________________, que ha dado a su Hijo unigénito”. El Señor Jesucristo es el Hijo de Dios. Jesús vino desde Su hogar en el cielo a este mundo para nacer, crecer, y luego morir en la cruz en tu lugar, para que tú no tuvieras que sufrir el castigo por tu pecado. Jesús era totalmente sin pecado, por lo tanto, Él era el único que podía ocupar tu lugar.

Para que todo aquel que en él cree”. “Todo aquel” te incluye a ti. Si admites delante de Dios que eres un pecador y crees que Jesús murió para quitar tus pecados, Dios limpiará los pecados de tu corazón y te hará Su hijo. Juan 1:12 dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Creer es recibir a Jesús, aceptarlo como tu Salvador y confiar en Él con todo tu corazón.

No se pierda, mas tenga vida eterna”. Cuando te arrepientas (admitas que has andado en el camino equivocado) y recibas a Jesús como tu Salvador, te convertirás en un hijo de Dios. Tus pecados serán perdonados, y vivirás para siempre en el cielo. “Yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás” (Juan 10:28).

¿Por qué no recibirlo ahora mismo? Desde tu corazón, con tus propias palabras, dile a Dios que sabes que eres un pecador y que Jesús murió por ti y resucitó. Confía en Jesús para que sea tu Salvador y limpie tu corazón del pecado. Él te escuchará y te salvará.

Cuando llegas a ser un hijo de Dios, eres una “nueva criatura… las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Tienes nuevos deseos. Querrás saber más de Él, agradarlo, y hablar a otros acerca de Él.

Puedes saber más de Dios leyendo Su palabra, la Biblia. Puedes compartir tus alegrías y tus problemas con Él, en oración. Puedes crecer y servir uniéndote a otros creyentes en una iglesia local. Puedes encontrar a alguien para hablarle del Señor Jesucristo y contarle cómo te dio un corazón limpio. Este es el camino para llegar a ser un cristiano fuerte.

Sí, sólo hay un camino hacia la salvación. La Biblia dice: “Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 16:25). La Biblia también dice: “¿Cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:5-6). ¿En cuál camino estás, en el camino que lleva a la muerte eterna, o en el que lleva a la vida?

Back to top of page


We Also Recommend